Usando sensores para que la conducción sea más segura

Los seres humanos son la causa de la gran mayoría de los accidentes automovilísticos. Una proporción significativa de los accidentes son los resultados de un conductor distraído. Los reguladores estadounidenses quieren reducir las lesiones de tráfico relacionadas con los teléfonos inteligentes alentando a las compañías de tecnología a restringir el acceso a las aplicaciones cuando el conductor va manejando. Empresas como Zendrive han desarrollado tecnología que utiliza sensores incorporados en los teléfonos inteligentes para medir el comportamiento del conductor. Una vez que se recopilan datos suficientes, la aplicación puede ofrecer entrenamiento para convertirlo en un conductor más seguro. La compañía está buscando convencer tanto a las compañías de seguros como a los administradores de flotas de unirse en este esfuerzo. Esto aunado a los sensores de frenado para aumentar la seguridad de los tripulantes del automóvil así como la seguridad de otros.

Write a Comment