Pérdida de datos, una sentencia a muerte


Pérdida de datos, una sentencia a muerte

Los negocios, instituciones y empresas de cualquier tamaño, deben de estar protegidos ante cualquier ciberataque, ya que las pérdidas a causa de estos ataques pueden hacer, incluso, que las empresas quiebren; sin embargo, existe otro tipo de problemas que de igual forma pueden perjudicar fuertemente a una empresa y al igual que los ciberataques, también son inesperados; hablamos de desastres naturales y otros eventos relevantes como macro apagones.

Si vives en el norte de México, en los estados de Nuevo León, Coahuila, Chihuahua o Tamaulipas, seguro te tocó pasar un par de horas sin electricidad hace unos días, exactamente el 10 de septiembre. Según la CFE, este “macroapagón” se debió a un fenómeno llamado “arco eléctrico”, que es el paso repentino de energía eléctrica a través del aire entre un punto y otro; dicha falla técnica sucedió en la subestación de Nuevo León.

Juan Ignacio Garza Herrera, presidente de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra), mencionó que Nuevo León sufrió daños millonarios que aún no han sido cuantificados. Para comprender de mejor manera la magnitud de las pérdidas que una empresa puede tener, la compañía Vertiv, especialista en Data Centers, realizó un estudio que concluyó en que una empresa pierde $8,851 dólares por cada 60 segundos de un corte de suministro eléctrico, es decir, si por alguna razón se corta la electricidad tan solo diez minutos, una empresa perdería en promedio $88,510 dólares, equivalentes a más de un millón y medio de pesos mexicanos. Estos cortes de energía eléctrica provocan paros en la producción y daños en la maquinaria, por lo tanto, cuando la energía eléctrica regresa, la empresa tarda en comenzar a operar y las pérdidas van en aumento; otras empresas y negocios que se dedican a la producción y/o venta de productos perecederos, también tienen pérdidas, pues toda esa producción se echa a perder.

Un estudio realizado por la compañía The Diffusion Group, en el cual encuestó a PYMES, tuvo como resultado que el 60% de las empresas que pierden datos, ya sea por ciberataques, desastres naturales o cortes de energía eléctrica, cierran durante los seis meses siguientes al evento. En apoyo al estudio anterior, existe uno similar realizado por la Cámara de Comercio Británica, en dónde se encontró que el 93% de las empresas que sufren pérdida de datos por más de diez días, se van a la bancarrota dentro de un año, el 50% de ese porcentaje, lo hace de manera inmediata.

Ahora bien, en los últimos días, distintos países han sufrido grandes catástrofes naturales como son del Huracán Harvey e Irma, así como los terremotos que ha habido en el sur de México. En el caso de los huracanes, se ha reportado que los dueños de diferentes negocios que se vieron afectados, estaban ya considerando invertir en una planta eléctrica en un momento dado, sin embargo, después de esta situación, planean hacerlo de forma inmediata.

Muchas compañías ya cuentan con sistemas de alimentación ininterrumpida, es decir, UPS por sus siglas en inglés, así como también plantas de emergencia más grandes. No solo se trata de tener una planta de emergencia, sino que también se deben tener respaldos de la información pues, como les platicamos, estás pérdidas pueden sentenciar a muerte a la compañía.

Write a Comment